Aichele Ruland

Resumen biográfico

Practicar con regularidad y constancia una actividad física es un hábito muy ventajoso de cara a la prevención, desarrollo y rehabilitación del estado de salud, a la vez que mejora el carácter, la tenacidad y la capacidad de decisión. Debemos realizar ejercicio diariamente, todos los meses y a lo largo del año entero, aunque es en primavera o verano cuando estemos más predispuestos, puesto que tenemos mejores condiciones climáticas y es más viable efectuarlo en el exterior. Contamos una gran diversidad de entrenamientos físicos que podemos realizar y que no demandan grandes aptitudes o habilidades deportivas especiales, como pasear, subir y bajar escaleras, nadar o pasear en bicicleta, aunque debemos recordar en todo caso tener cuidado y evitar aquellos períodos del día en que aprieta más el sol. Es esencial hidratarse de manera conveniente, adaptando en todo momento la intensidad y el tiempo de duración del ejercicio a nuestras capacidades y en función a nuestra edad y estado físico

PARA HACER EJERCICIO