Grayce Doloris

Resumen biográfico

Numerosos brotes de intoxicación alimentaria brotan de un pequeño incidente: un manipulador de comestibles se olvida de lavarse las manos, no se devuelve el alimento a la nevera tras la preparación o se usa un paño sucio para limpiar el borde de un plato. En ocasiones son las cosas simples las que debemos tener más en cuenta cuando preparamos el alimento. Uno de los principales requisitos para una cocina profesional es asegurarse de que todos y cada uno de los manipuladores de comestibles hayan recibido suficiente formación a fin de que comprendan los principios del control del tiempo y la temperatura, la higiene personal y los riesgos que supone la elaboración de los alimentos. No olvides lavarte las manos al principio de tu turno, ya antes de manipular cualquier alimento, cuando vuelvas de un descanso y toda vez que entres en un área de preparación de comestibles, aun si te lavaste las manos tras ir al baño. Además, debes lavarte las manos depués de manipular cualquier otra cosa que

sacarse el carnet de manipulador de alimentos gratis